En NATRUE no nos gustan los aditivos.

Nuestra filosofía es, como primera opción, desarrollar los productos siempre pensando en evitar los aditivos sustituyéndolos por técnica, cosa que nos fuerza a continuar innovando de forma única con nuestra propia tecnología. Cuando esto no es posible, intentamos minimizarlos, aunque a veces son necesarios.

Por eso en NATRUE nos ha obsesionado des del inicio comprar la materia prima de máxima calidad y desarrollar nuestras propias máquinas y procesos de licuar.

Es la mejor forma para no tener que esconder nada, y si un día encuentras un grumo, lo sentimos, trabajamos duro para que no ocurra pero no lo hacemos echando mano de estabilizantes.